domingo, 23 de diciembre de 2007

de mi de nadie...


Ven… acércate a mi, quiero ver tu rostro, hablar de ti y de mi. ¡Oh! Me dices que tú eres una pluma sin rumbo ni dirección y qué ahora mismo no sabes a dónde ir… Ya, no importa, disculpa el agobio con todos mis pesares. Es mi necesidad de sentirme acompañada y querer escapar de esta terrible soledad, la que me hace ver estrellas dónde solo existe la oscuridad…
Antes de que te marches dime, ¿Tú sabes a dónde va el amor? Sí, ese que en ocasiones se calla, abstracto pero a la vez perceptible y que solo vive en el alma.

"Hay veces que las cosas ocurren por alguna razon"

no quiero que duelan las cosas que espero y no llegaran...

No hay comentarios: