domingo, 27 de julio de 2008

alcanza...


No había lazos. Ni bien nos separábamos, se soltaban los hilos intangibles que nos unían. Servían para unos breves momentos, los del encuentro. La más corta distancia los hacía desaparecer. Y otra vez la espera, otra vez volver a ser dos desconocidos, y la espera, la campanilla del teléfono que no suena, pulsar la tecla del contestador al llegar de la calle... y nunca tu voz con un mensaje..., y la espera, la espera, la espera... hasta reunir fuerzas y llamarte. ¿Qué tal, "extraño", cómo estás? No me pases facturas. Tuve unos líos bárbaros, vos sabes cómo anda todo... ¿Las cosas has cambiado tanto? ¿Ya no es lo más importante el amor, la relación humana, el compartir con otro penas, sueños, problemas, alegrías? Escuchar una vieja canción...
Yo aquí. No quiero hacer reproches. No quiero oírlos, tampoco. Me parece que tendríamos que hacer las cosas de otro modo. Dejar que el amor sea lo que debe ser: la savia del árbol, las alas del alma, el color del agua, las estrellas en el fondo de los ojos, la locura en el pensamiento, el calor de la piel...
Dejar que el amor sea suficiente...
Cuando alguien llega donde vos llegaste, ahí se queda para siempre.
Mientras la vida cree que anda por ahí... Mientras vos creas que andás por ahí. Y no se den cuenta, ni vos ni la vida, que si yo no los invento en mí ustedes no existen!
Deja que el amor sea suficiente.
Y que no necesites nada más, porque el amor te alcanza...




Poldy Bird








escritos que aparecen y me gustan!
buen domingo...ni se si habrá sol!

2 comentarios:

sexy dijo...

estas palabras si que me llegaron gracias.

Anónimo dijo...

Directo al corazón!!!!

Cuando nos corren las persianas del alma , duele el corazón!!!