viernes, 15 de agosto de 2008





Soy un niño con un nombre
que me sustenta
llámame por mi nombre





Permíteme expresarme libremente:
no termines mi frase
ni culmines mis trazos
ni rellenes mis dibujos.







No me pidas que me quede quieto
por mucho rato.
Tengo muchos barcos
y trenes
y aviones,
caballos y mariposas
por dentro.


Enséñame también cómo aprender
pero quiero aprender explorando,
haciendo,
viviendo.

Necesito amar
y ser amado.
Vamos pues.






Mi tarea me permite la felicidad de rodearme de pequeños!
Cada dia estoy más convencida que es una tarea sanadora de almas!
Es la mejor tarea que siento podria tener!Y no exagero...
Me llenan de vida y soy tan feliz!!!

1 comentario:

Hermes dijo...

¿Pero quien podría quedarse quieto?