domingo, 15 de febrero de 2009

verdades sin rumbo!

¿Hasta qué punto estamos dispuestos a escuchar nuestras propias verdades?
Alguien capaz de preguntárselo debe tener el valor de aceptar la respuesta,
porque hay verdades letales como un foco explosivo...

1 comentario:

sexy dijo...

lo importante con las verdades aunque sean letales te liberan de la culpa, y de dejan ser libre al fin, pero se necesita valor para decirlas y mucha madures para oirlas. te abrazo y te beso fuerte.