domingo, 5 de abril de 2009

pasajera en trance...


Quiso y no pudo...
pudo y no quiso...
arrepintiéndose una y mil veces...
de no huir a tiempo de ese despiempo mágico
perdiéndose en sus profundos besos, en esas palabras que elevan su sentirse necesitada
Intentó mil veces alejarlo de su corazón?
si y asi lo sentía ,perdida estaba en su forma de hacerlo
por que intentar y fallar la unía más y más
Porque piensa en lo que no viven, porque se atreve a no pensar y no divagar tiempos lejanos
Porque son sólo instantes esos que la hacen vivir,esos que la hacen intentar ser feliz,esos que la costruyen y destruyen en mil pedazos...esos que la llevan del adios al paraiso como pasajera del más desquiciado viaje...
y decidir ir contra eso la pierde aún más...este armado y desarmado de valijas del corazón la instala unicamente en la ilogica y cruel desesperanza del dolor

3 comentarios:

Gla dijo...

A veces armar las valijas tiene sus costos...y desarmarlas también...Lo importante es descubrir el destino del viaje, para saber qué ropa llevar....
Si pasa que elegimos destinos cálidos y sólo llevamos bufandas, o andamos en bikini por sitios helados.... Es lógico y esperable que el viaje suene desquiciado...
Tal vez sea el momento de tomar decisiones...Y sacar el pasaje correcto....

PD: Con cariño de amiga....Vos me entendiste,no?

Anónimo dijo...

SENTI EL ENGAÑO EN MI PIEL ,LOS ADIOSES SON DIFICILES


BUENAS VIBRAS!


MARTTIN

Gise dijo...

Dejo una valija a medio armar, por si necesito huir un segundo de mi mundo, o de ese mundo que teníamos... Seré pasajera en los instantes sin memoria, o quizás instantes que por demasiada memoria se hacen insoportables.
Saludos!