jueves, 7 de mayo de 2009

Sonríe,
sonríe hasta agotar tus fuerzas,
hasta que tu cuerpo aguante,
hasta que te duela la cabeza,
hasta que la boca se te ensanche,
hasta que recuperes el aliento,
hasta ver que eres feliz,
aunque sea durante ese instante.
Sonríe hasta que te des cuenta que es lo mejor que puedes hacer en esta vida...
sonreír y no dejar de hacerlo.
Al fin y al cabo, una sonrisa vale más que mil palabras,
que mil miradas, y que mil acciones.

4 comentarios:

Geraldine dijo...

muy fotogénica...hay una gran distinción entre reir y sonreir no?...sonreir es algo como mas suave..

Patrycia dijo...

siii...
a mi no me gustan mis dientes en la foto asi que esa es mi sonrisita generalmente!!!


beso Geraldine!

Gla dijo...

Lo lindo es cuando sonríe el corazón...se nota en los ojos!!!

Gladys dijo...

Tarde me enseñaron a sonreir... mas no me arrepiento aún con lagrimas en los ojos debo reconocer que todavía no me olvidé...

Y eso con que paga?

Te quiero

Yop... tu Gla