lunes, 25 de mayo de 2009


"Verá, mi pequeña Amélie,
usted no tiene los huesos de cristal.
Podrá soportar los golpes de la vida.
Si usted deja pasar esta oportunidad con el tiempo su corazón se irá volviendo seco y frágil
como mi esqueleto.
Qué espera? Anda, vaya a por él."

3 comentarios:

Gamar dijo...

Claro que si. De nada sirve esperar.
Vivir esperando no es vivir.
Besos

Patrycia dijo...

amigo!
parece que reapareciendo por los lares que te queremos bien!

me gusta!

hoy beso con escarapela!(no se me pinche con el alfiler!

Geraldine dijo...

me ha encantado la frase...tan delicada y sutil...prefiero quebrarme mil veces!!!