sábado, 27 de junio de 2009


Evitémonos amar como nos cuentan que se ama y amemos sin que nos detenga nuestro cuerpo, ni nuestra recurrencia, ni nuestras demoras.

A ver si así, y ya que no podemos cambiar en todolas películas y las canciones y las novelas de amor,al menos que no nos perturben nuestro deseo de querernos y que sea precioso.

Precioso por lo escaso, extraordinario y delicado que es amarse, de verdad, en los tiempos que corren.






Eva Fernándezen "Inmediatamente después"

No hay comentarios: