domingo, 16 de agosto de 2009



Si nosotros mismos no sabemos condenarnos o absolvernos

¿quién será capaz de hacerlo?

¿Quién tiene tantos y tan recónditos elementos de juicio sobre nosotros mismos como nosotros mismos?

¿Acaso no sabemos, desde el inicio y sin la menor vacilación,

cuándo somos culpables y cuándo inocentes?


Mario Benedetti
La borra del café

2 comentarios:

Verónica (peke) dijo...

Te encontre de casualidad, pero debo decirte que es todo un placer leerte y disfrutar de uno de mis poetas preferidos...

besotes de esta peke.

pd. te espero como siempre por mi rincon con tu cafe, si gustas...

Gamar dijo...

Yo no soy de condenarme, pero confieso que como castigo me cuesta perdonar a otros.
Te dejo un beso.