sábado, 22 de agosto de 2009


Todos necesitamos
alguna vez un cómplice,
alguien que nos ayude
a usar el corazón.


Mario Benedetti
Sabias palabras de un grande que hoy me vienen como anillo al dedo para descifrar una vez más las idas y vueltas de este sentimiento que me une a vos...
Abrir el corazón ,dejar en paz a mi cabeza sabemos que es casi imposible
y en ese "casi" es cuando siento que esta complicidad me salva

2 comentarios:

Pau dijo...

Gracias !
A mi también me vinieron bien estás palabras.
Besos, buen lunes :)!

sexy dijo...

como dice un comercial al imposible le sobran las dos primeras letras.