jueves, 12 de noviembre de 2009

La felicidad hay que construirla todos los dias armarla como si fuera un enorme rompecabezas que a veces se desarticula ,tristes por una pieza irremplazable que nos falta,eufóricos por haber conseguido una piecita nueva,y más de una vez desesperados porque algo no ajusta como esperamos.
Un juego cotidiano y cambiante ,a veces para ganar es preciso olvidar, otras entrecerrar los ojos y soñar ,y la mayoría de las veces abrirlos descomunalmente para no perder de vista las piezas invisibles sin las cuales nos seria imposible ni siquiera jugar.

1 comentario:

Gla dijo...

Me encantó!!!! Buenísima metáfora Patry!