domingo, 17 de abril de 2011

A veces, dos almas se encuentran para formar una sola.

Entonces dependen para siempre la una de la otra

Son indisociables y se irán reencontrando de vida en vida.

Si, en el transcurso de una de esas existencias terrestres, una mitad se separa de la otra y rompe la promesa que las une, las dos almas se extinguirán enseguida. Una no puede continuar su viaje sin la otra.





Marc Levy

No hay comentarios: