lunes, 6 de junio de 2011

Hay personas irretenibles. Entran en tu vida destinadas a salir de ella, puedes abrazarlas con todas tus fuerzas, pero lo máximo que consigues es que se vayan un poco más despacio...

1 comentario:

Jose Jaime dijo...

Vaya, espero no conocer a nadie así, ahora que hay que respetar la decisión de cada uno.

Abrazo