domingo, 5 de junio de 2011

a veces no me detengo más que a vivir...llevandome todo por delante cual loca que no sabe hacia donde caminar...y es ahi mismo cuando mi cuerpo pide auxilio,y me digo basta...pensá
serenarse es pensar demasiado y hasta a veces me angustio tanto que quisiera no pensar,y siento este frio que me alejó de vos y de todo lo que creia era mi felicidad y estoy sola y me veo reflejada en lo que no quiero ser...
me pesa este dolor,me dejo llenar de bronca y lloro como única salida posible a entender lo que siempre seguirá siendo un abismo entre dos que nunca más volverán a serlo
sola y a quien le importa?sola y no necesito más que seguir llorando para sentirme por lo menos algo más viva
sola y es un sentimiento que se instala
sola y es la elección más difícil de la vida...
otra vez bienvenida soledad los hechos te abrieron esta  vez la puerta...ponete cómoda...vamos a acompañarnos una vez más...

1 comentario:

Jose Jaime dijo...

Me gusta mucho lo escrito, tiene mucha fuerza, el final es especial.
Y sí una se encuentra sola, que este el calor de este comentario.

Abrazo