miércoles, 2 de noviembre de 2011




"Es muy difícil quererte —repetís, muy fuerte, pero solamente es un remiendo. Por más que le agregues agua limpia al vaso, sólo obtendrás un poco más de agua turbia. Fue una gota de tinta, ¿sabes?, pero no puede lavarse, se ha disuelto en mi sangre. La llevaré hasta el último aliento."


No hay comentarios: