miércoles, 18 de enero de 2012

Si tengo que morir, que sea de risa o de amor.
Si tengo que llorar, que sea siempre de alegría.
Si tengo que volver a empezar, que sea solo para hacerlo mejor.
Si tengo que perder, que sea el miedo.
Si tengo que luchar, que sea con palabras.
Si tengo que aprender, que sea mucho.
Si tengo que olvidar, que sean las penas.
Si tengo que pagar, que sea con besos.
Si tengo que seguir, que sea al viento.
Y si tengo que tropezar, que sea contigo, y si tengo que caer, que sea entre tus brazos

No hay comentarios: