miércoles, 18 de enero de 2012


Tengo una tendencia innata a complicarme la vida,hasta rozar y sobrepasar los limites de lo irreal.
Es parte de mi,como mis ojos,como mi sonrisa.
Una seña de identidad mas.
Que allí donde hay un problema,estoy o estaré tarde o temprano.
Y es que me espantan los caminos llanos,planos y vacíos,prefiero los barullos,siempre encuentras algo oculto entre la maleza,y allí,entre las malas hierbas,encontraras mi alma.
No me asusta,nunca lo hizo,lo difícil,lo que algunas personas califican de imposible.Irremediablemente me tienta lo complicado,lo prohibido que al final es lo más audaz y divertido de vivir.
Lo que de verdad me da miedo son los caminos preestablecidos,las etiquetas,los trajes.
Obviamente,sufro por todo esto,me equivoco un millón de veces,me golpeo contra todo,y muchas veces fracaso.
Pero se,y de eso no tengo ninguna duda,que cuando soy feliz,consigo ser mas feliz que nadie.
 Así que siempre adelante,siempre a ciegas,que como me ha dicho un poeta,es como mejor se ve...aunque a veces ni siquiera yo pueda entenderme.
Hay cosas que no se hicieron para ser entendidas.
Prefiero mi caos al orden de otros




(ALGUIEN SE SIENTE COMO YO...!)

No hay comentarios: