martes, 17 de enero de 2012



Yo conozco un juego,y tu,acabaras jugando aunque no quieras.
No tiene reglas fijas,cada uno lo juega a su manera,ni un numero estipulado de jugadores,aunque normalmente suelen ser dos,pero hay ocasiones en las que el modo multijugador se da por valido.
No es recomendado,porque obviamente,los riesgos y la posibilidad de perder se multiplican.
Es igual,porque a veces ni eso podrás elegirlo,y aun así,te aseguro que de una u otra manera, seguirás jugando.
Es probable que pierdas la vergüenza,las formas,y hasta el respeto por todo.
Es posible que arrases con todo lo que se interponga en tu camino,que dejes cadáveres maltrechos a cada paso,que desbarates sueños,robes almas y destruyas vidas.
Puede que te conviertas en un ser vil y mentiroso,que traiciones a todo el mundo,y mas que nadie,a ti mismo,que debido a todo esto no soportes ni mirarte en el espejo.
Puede que te inflijan heridas que jamas se irán de tu piel,y dolerán,en forma de cicatriz,hasta el final de tus días.
Puede que no encuentres ya la paz y el descanso,puede incluso,que te conviertas en un monstruo que no será ni sombra de lo que solías ser.
Es casi seguro que lloraras, en ocasiones desearas desaparecer del mundo.
Odiaras el tiempo y la distancia,odiaras a personas inocentes,dañaras,a ti mas que a nadie,y habrá momentos,muchos,en los que te arrepientas.
Y aun así,a pesar de toda esta maraña de espinas que te ofrezco,yo te recomiendo que juegues.
Porque si ganas,si la vida te lo permite,la recompensa será lo mas grande,lo mejor con lo que puedas llegar a soñar.
No hay palabra exacta que pueda describirlo.
Y todo lo anterior,habrá merecido la pena.

¿Quieres jugar?

El juego se llama AMOR

No hay comentarios: