sábado, 27 de octubre de 2012


Puede que olvidemos las palabras exactas, 
pero lo que uno nunca olvida es como se siente al escucharlas.

No hay comentarios: