miércoles, 24 de julio de 2013

Siempre - sin importar el tiempo, los reclamos, la distancia y el dolor - terminamos juntos, sanando las heridas que mutuamente nos provocamos y amándonos más de lo que admitimos.

No hay comentarios: