jueves, 6 de marzo de 2014

No sé nada de ti. 
Y mucho menos de lo que va a pasar en el futuro. 
Pero si quieres, 
puedo acompañarte un rato y me cuentas cómo funcionas.
 De acompañar, algo si sé.
Ni puedo ni quiero conducir tu coche.
Porque confío en que tú sabes conducir.
 De ti depende recordar cómo...
..