jueves, 6 de marzo de 2014

No sé nada de ti. 
Y mucho menos de lo que va a pasar en el futuro. 
Pero si quieres, 
puedo acompañarte un rato y me cuentas cómo funcionas.
 De acompañar, algo si sé.
Ni puedo ni quiero conducir tu coche.
Porque confío en que tú sabes conducir.
 De ti depende recordar cómo...
..

No hay comentarios: