martes, 30 de septiembre de 2014

y aún siento que mis latidos se confunden si intento sólo pensarte...una mezcla de saber que algo que siempre desee llegó a ocurrir y así y todo no puedo acostumbrarme.Pasan los días y sigo encontrándome pensando en ti con la misma irremediable  necesidad de olvidarte.