sábado, 8 de noviembre de 2014

Cree en tus ideales. 
No hay por qué bajar los brazos si vemos injusticias, 
si las cosas no salen como desearíamos o si las circunstancias quieren convencerte de que no eres una persona de suerte. 

Respira hondo y arremete con más fuerza: es el método ideal para que tus sueños se empiecen a concretar, a su debido momento.

No hay comentarios: